¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación

En el Día Mundial contra el Cáncer recomendamos una colección imprescindible con consejos y recetas según para cada diagnóstico y evidenciamos 5 verdades o mentiras vinculadas con esta enfermedad y la alimentación

Carmen Alcaraz del Blanco, directora de Hule y mantel

Directora de Hule y Mantel

Guardar

Mesa llena de platos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Mesa llena de platos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva

Hoy es otro de esos días internacionales que en realidad celebramos todo el año sin decanso: el de la lucha contra el cáncer. Una enfermedad que no solo compete a los que la padecen, que en la actualidad superan los 277.000, también a quienes les cuidan, quieren y rodean. Todos nos encontramos en la mesa y es precisamente en ella donde más se manifiestan los efectos secundarios y los mitos. Entre los primeros, hallamos problemas con la ingesta, diarreas, náuseas o vómitos. Entre los segundos, compartidos también por quienes no sufren cáncer, existen muchas creencias y falsedades alrededor de la alimentación anticancerígena y cancerígena.

Fundación Alicia, dedicada al avance de la innovación alimentaria y a la mejora de los hábitos, trabaja desde hace tiempo con la Asociación Española Contra el Cáncer y otras organizaciones e instituciones afines para encontrar la dieta idónea a cada diagnóstico. Todo ello se ha materializado en una colección imprecindible, gratuita y descargable: «Comer durante el tratamiento del cáncer», que consta de siete manuales con recomendaciones dietéticas específicas y de un necesario recetario a medida. Las verdades y mentiras que a continuación recopilamos y evidenciamos se basan en estos libros.

La carne roja es perjudicial

Carne roja / Mesa llena de platos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Carne roja / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva

MENTIRA. "Actualmente no existe ningún consenso científico que relacione el consumo moderado de carne roja con un aumento del riesgo de desarrollar ningún tipo de cáncer ni tampoco con ningún efecto perjudicial para la salud de una persona diagnosticada de cáncer", afirman en la guía. De hecho la carne, como sucede con el resto de alimentos ricos en proteína, es beneficiosa en el postoperativo "para reparar y regenerar los tejidos". Lo que sí es perjudicial es el alto consumo de carne roja, ya estés o no enfermo. ¿Y qué significa alto consumo? Superar cuatro veces por semana de manera reiterativa (no ocasional) su ingesta. Si sucede de tanto en tanto, al menos que sea de alto valor biológico: ternera o cordero.

En tratamiento no se deben ingerir alimentos muy caliente

Comida caliente / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Sin título (1000 × 563 px) (3)

VERDAD. La quimioterapia genera problemas a la hora de comer debido a que puede provocar diversos efectos secundarios. Por un lado, uno de los más comunes es la diarrea, por ello es mejor optar por la temperatura ambiente, dado que "los alimentos muy calientes o muy fríos pueden agravarla". Además, es frecuente la inflamación de la mucosa de la boca (mucositis oral), ante lo cual, es mejor una comida tibia para evitar molestias en la ingesta. En el tratamiento de cánceres como el de próstata, por ejemplo, las nauseas son inevitables, pero algunos métodos ayudan a no intensificarlas, como "elegir comidas frías o a temperatura ambiente, porque desprenden menos olor que las calientes: ensaladas de pasta, bocadillos, sopas frías, helados caseros, etc".

El teflón de las sartenes es cancerígeno

Sartenes / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Sartenes / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva

MENTIRA. Primero de todo, lo que llamamos teflón es en realidad una marca, el material al que nos referimos como tal es el "politetrafluoroetileno" (PTFE) y ni este ni cualquiera de los materiales comunes de cocina (silicona, plásticos, cobre antiadherente, aluminio...) puede provocar cáncer cuando se utilizan correctamente. La guía dice: "La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), que es parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), concreta que todavía no existe evidencia para clasificar el PTFE como carcinógeno y, por lo tanto, utilizar materiales que lo contienen no supone ningún riesgo para la salud". 

Los alimentos ecológicos son más seguros

Alimentos ecológicos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Alimentos ecológicos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva

MENTIRA. Es evidente que un producto ecológico es bueno no solo para el medio ambiente y la salud, también para el entorno socioeconómico que lo rodea. Sin embargo, aquí en Europa debemos ser conscientes de que "a causa del extenso marco regulador, los consumidores pueden estar seguros de que tanto los alimentos ecológicos como los convencionales se pueden consumir de forma fiable como parte de una dieta saludable y equilibrada". Todos los alimentos europeos deben de superar estrictos requisitos: "la autorización y la utilización de plaguicidas se rigen por el Reglamento CE 1107/2009, relativo a la comercialización de productos fitosanitarios". 

Los lácteos son malos para todos

Lácteos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva
Lácteos / ¿Verdad o mentira? 5 respuestas sobre cáncer y alimentación / Canva

MENTIRA. "El efecto perjudicial que el consumo de productos lácteos tiene sobre las personas en tratamiento de cáncer es otro de los mitos más comunes", pero si no lo aconseja el endocrino, el nutricionista o el oncólogo, no se tiene por qué quitar de la dieta diaria de nadie, tenga o no tenga cáncer. Es más, como defienden en la guía: "en recientes estudios se ha observado que ciertos componentes de la leche, como el calcio, la vitamina D y la lactoferrina, podrían tener un efecto anticancerígeno y disminuir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer (como el de mama y el de intestino)". Los lácteos "nos aportan minerales, vitaminas y proteínas esenciales", así que son beneficiosos un mínimo de dos veces al día.