Postre de melocotón en almíbar. Rápido e irresistible

Solo 4 ingredientes y 3 minutos necesitas para elaborar este irresistible postre rápido sin horno. Un receta que siempre sale bien, perfecta para comidas y cenas improvisadas

Postre de melocotón en almíbar y leche condensada. Receta muy rápida y muy fácil / Foto: Carmen Alcaraz del Blanco
Postre de melocotón en almíbar y leche condensada. Receta muy rápida y muy fácil / Foto: Carmen Alcaraz del Blanco
Postre de melocotón en almíbar y leche condensada. Receta muy rápida y muy fácil / Foto: Carmen Alcaraz del Blanco
Postre de melocotón en almíbar y leche condensada. Receta muy rápida y muy fácil / Foto: Carmen Alcaraz del Blanco

Guarda esta idea de postre rápido porque te sacará de más de un apuro. Esta crema o (falsa) mousse de melocotón es perfecta para cerrar cualquier comida o cena improvisada, por muy casual o sofisticada que sea. Solo necesitas tres ingredientes de despensa y uno fresco: leche condensada, melocotón en almíbar, nata para cocinar y yogur. Bates y en menos de cinco minutos lo tienes. No necesitas ni colar. Puedes prepararla antes de la comida y dejarla enfriar durante ese tiempo. Para servirla, una copita de cóctel, por ejemplo.

Yo aprendí este postre tan socorrido de mi madre, pero estoy segura que el origen de esta combinación ganadora se remonta a una de aquellas recetas que se popularizaron en las casas gracias a los recetarios de marcas domésticas. Aquellos que se regalaban enviando cuatro códigos de barras o bien cuyas recetas aparecían en el reverso de la etiqueta. Ningún ingrediente envasado podía prescindir de ofrecerlas: ¿qué mejor método para que las amas de casa y cocineras domésticas comprobaran su eficacia?

Así aprendieron nuestras abuelas y madres a utilizar levaduras, gasificantes, gelatinas, potenciadores y, por supuesto, la leche condensada. La influencia de aquellas fórmulas, que respondían en realidad a estrategias de márketing, calaron en muchos hogares modificando costumbres, gustos y platos de familia. No obstante, aquellas recetas no se escribían solas, por ello queda pendiente reconocer las autorías de los cocineros y recetaristas que estuvieron detrás de tantas buenas fórmulas que llegaron para quedarse.

Información

  • Tiempo TOTAL

    5 minutos

  • DIFICULTAD

    FACIL

  • COSTE

    € €

  • TIPO DE PLATO

    Postres, desayunos y meriendas

  • TIPO DE DIETA

    Sin gluten

  • TIPO DE COCINA

    Tradicional

  • INTOLERANCIAS

    No apta para diabéticos

Ingredientes (para 8 personas)

  • 1 bote de melocotón en almíbar (unos 700 gramos aproximadamente)
  • 1 bote de leche condensada pequeño (unos 370 gramos)
  • 2 yogures naturales o griegos
  • ½ kilo de nata culinaria líquida

Preparación

  • Bate los ingredientes

    En un vaso de la batidora se baten todos los ingredientes

  • Enfría en nevera

    Vuelca el contenido en una jarra o recipiente de cristal. Mantén al menos una hora en la nevera. Sirve en copas de cóctel. Se bebe, no necesita cuchara.

Truco

  • Un rato previo de nevera le sienta de fábula. Si haces el postre de melocotón antes de la comida para servirlo en los postres, coloca la jarra en la parte más fría de tu frigorífico.

Consejos

  • Si quieres potenciar más el sabor del melocotón, corrige añadiendo a la batidora el jugo del almíbar a tu gusto.
  • Es un postre muy calorífico, por lo que recomendamos que su consumo sea muy ocasional. Puedes utilizar productos más ligeros en azúcar y grasas, como yogures desnatados o leche condensada desnatada sin lactosa. Puedes incluso prescindir de la nata culinaria, que lo que brinda es textura. El sabor no cambia tanto.
  • Te proponemos servir este postre en copas de cóctel tipo martini o las antiguas de champagne porque además permiten racionar de forma equilibrada, al ser un postre tan subidito en calorías.
  • Cuando lo sirvas, decora con unas hojitas de menta o de hierbabuena, si tienes a mano. El verde embellece la presentación.
  • Por supuesto, puedes elaborar de manera casera cualquier de estos cuatro ingredientes. El propósito de esta receta es darte una idea de un postre muy rápido con productos que solemos tenemos en despensa y nevera.
  • Puedes conservarlo durante 3 o 4 días en nevera sin problema.