La Boquería homenajea a Joan Bayen, "Juanito", alma del bar Pinotxo

El acto organizado por La Boquería ha reconocido el carácter de Juanito como referente gastronómico y su capacidad para representar la imagen de Barcelona

Laia Antunez

Redactora de Hule y Mantel

Guardar

Joan Bayen, "Juanito", delante del mercado de La Boquería / Foto: Pau Fabregat
Joan Bayen, "Juanito", delante del mercado de La Boquería / Foto: Pau Fabregat

"Lo mejor que hice fue casarme con La Boquería, y sigo estando enamorado", ha confesado especialmente contento Joan Bayen y Pérez, "Pinotxo" o "Juanito", en el reconocimiento que le ha organizado el mercado más célebre de Barcelona dentro del nuevo ciclo Consejo de Sabios. Diversos invitados han conversado con él y sobre él, han explicado anécdotas, curiosidades y experiencias vividas juntos. Todos han coincidido en una misma verdad: Pinotxo es una institución gastronómica en La Boquería, en Barcelona y en todo el mundo, y una persona absolutamente querida por todos. 

Joan Bayen, "Juanito", propietario del bar Pinotxo (La Boqueria) / Foto: Pau Fabregat
Joan Bayen, "Juanito", propietario del bar Pinotxo (La Boqueria) / Foto: Pau Fabregat

Porque Bayen sigue al pie del cañón en su emblemático bar Pinotxo, un local que subió la persiana en los años 40 y donde su madre ya preparaba buenos guisos; y donde él, a sus 87 años, continúa elaborando a diario sus garbanzos, su "cap i pota" o su sepia fresca a la plancha, platos de la tradición catalana que son todo un referente.

Su casa, La Boquería

"Ha hecho mucho por el mercado, dando buena imagen y teniendo contento a todo el mundo, haciendo un gran trabajo que es servir platos", decía Eduardo Soley, compañero y paradista del mercado en un vídeo homenaje que ha abierto el acto. En el mismo vídeo, el exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha querido remarcar que su figura es "indispensable en la ciudad, en La Boquería" y un ejemplo de cómo "desde un local relativamente pequeño ha conseguido innovar en la manera de comer y de hacer las cosas".

Los garbanzos y el "cap i pota" del bar Pinotxo / Foto: Bar Pinotxo
Los garbanzos y el "cap i pota" del bar Pinotxo / Foto: Bar Pinotxo

Presente en el acto, el chef Carles Gaig, ha confesado: "Eres un enamorado de La Boquería, y yo también. Para mí es donde empieza nuestra cultura y nuestra cocina. El faro es La Boquería y dentro el faro está "Juanito" y su famoso cortado". Ambos también se han declarado afortunados por tener estos trabajos vinculados a la cocina, de los que todavía, han dicho, no se quieren jubilar.

El chef Carles Gaig y "Pinotxo" / Foto: La Boquería
El chef Carles Gaig y "Pinotxo" en el ciclo Consejo de Sabios / Foto: La Boquería

El propio homenajeado no ha podido tener mejores palabras para su segunda --o, seguramente, primera-- casa: "Es el mejor mercado de Barcelona y de Europa; vayas donde vayas, todo el mundo habla de La Boquería. Algo tiene que tener de diferente al resto de los mercados, ha defendido. Y ha añadido: "Aquí encuentras todo lo buscas, incluso lo que los restauradores no encuentran en ningún sitio".

El carácter del bar Pinotxo

El actor Joan Pera ha recordado las visitas al bar Pinotxo tras sus actuaciones teatrales: "Esta sonrisa, bonhomía y generosidad de "Pinotxo" es lo mejor de este mercado. Es un poco mi casa, sus famosos garbanzos… Es una maravilla que haya una persona tan representativa de nuestra manera de ser, de hacer y de nuestra idiosincrasia", ha dicho refiriéndose al carácter catalán. 

Retrato de Joan Bayen y Pérez, conocido por todos como "Pinotxo" / Foto: La Boquería
Retrato de Joan Bayen y Pérez, conocido por todos como "Pinotxo" / Foto: La Boquería

Un carácter afectuoso que "Juanito", que esconde otra faceta como corredor de maratones que ha salido a la luz durante el acto, ha conseguido exportar. "Das autenticidad al proyecto de Barcelona como ciudad amable, de acogida. La gente se lleva un gran recuerdo", ha reiterado Gaig. "No solo son cortados y garbanzos, también das felicidad y alegría, y eso es lo que define al comercio de proximidad", ha agregado Montserrat Ballarin, regidora de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona.

Un libro y una placa

También ha estado presente Alberto Herrero, responsable de la editorial Genco Ediciones, que prepara el libro "La Boqueria del Pinotxo". Se trata de un volumen "atípico", ha dicho, que recogerá su 87 años detrás de la barra del bar, y que verá la luz dentro de dos meses. Y ha recordado una anécdota, la de dos turistas australianos que llegados a Barcelona se enfrentaban a una dura diatriba: visitar primero la Sagrada Familia o el bar Pinotxo. "Juanito" ganó. 

"Pinotxo" con su placa homenaje / Foto: La Boquería
"Pinotxo" con su placa homenaje / Foto: La Boquería

Durante el reconocimiento, que ha transcurrido en una sala pequeña pero llena a rebosar de amigos y personalidades, Bayen ha recalcado: "No me lo merezco tanto, en La Boquería hay personas como yo a puñados". Al final del acto, se le ha hecho entrega de una placa que le destacaba como "la esencia de La Boquería" y, visiblemente emocionado, "Pinotxo" ha concluído: "esta placa no tiene precio, esto demuestra que me quieren". 

Este encuentro inauguraba el Consejo de Sabios, un nuevo ciclo impulsado por el mercado barcelonés para rendir homenaje a chefs, jefes de sala y otras personalidades destacadas del mundo de la gastronomía y la restauración que han abierto camino y han marcado tendencia en la cocina catalana, casi todos retirados actualmente. Los próximos serán: Josep Lladonosa (7 Portes, Quatre Barres, Majestic), Josep Solà (Bodega Sepúlveda), Francesc Fortí (El Recó d'en Binu), Isidre Gironès (Can l'Isidre) y Jean-Louis Neichel (Restaurante Neichel).