Mejor Cocinero del Año es Cristóbal Muñoz de Ambivium (Valladolid), según el jurado de Alimentaria

Cocineros con estrella Michelin, ganadores de ediciones pasadas y críticos gastronómicos han coronado a Cristóbal Muñoz como mejor cocinero de 2022 en el marco de Alimentaria

Laia Antunez

Redactora de Hule y Mantel

Guardar

Cristóbal Muñoz, Mejor Cocinero del Año 2022, y Willy Saavedra / Foto: Hule y Mantel
Cristóbal Muñoz, Mejor Cocinero del Año 2022, y Willy Saavedra / Foto: Hule y Mantel

Cristóbal Muñoz, del restaurante Ambivium (Peñafiel, Valladolid), ha ganado el Concurso Cocinero del Año, organizado por el Grupo Caterdata en el marco de la feria Alimentaria & Hostelco. El segundo clasificado ha sido Juan Pablo Stefanini, del restaurante Venta Moncalvillo (Daroca de Rioja, La Rioja); y el tercer finalista, Axel Smyth, del restaurante Auga e Sal (Santiago de Compostela), que también ha obtenido el Premio a la Tapa Nespresso. 

Cristóbal Muñoz, Mejor Cocinero del Año según el jurado de Alimentaria Hostelco 2022

Cristóbal Muñoz, Mejor Cocinero del Año según el jurado de Alimentaria Hostelco 2022

El ganador ha preparado tres platos habituales en el restaurante Ambivium, pero que ha elaborado con productos locales y de proximidad de Cataluña: unos guisantes del Maresme fusionados con una quisquilla de Almería; una raya de Cadaqués con una elaboración francesa clásica; y un postre que reproducía una colmena de abeja. 

Muñoz, que ha estado acompañado durante la elaboración del menú de Willy Saavedra, su jefe de cocina, ha agradecido el premio a su familia y también "a esa otra familia", ha dicho, su equipo del restaurante Ambivium a quienes ha querido homenajear con una foto. El premio que ha obtenido tiene una dotación de 6.000 euros.

Cristóbal Muñoz sostiene una imagen del equipo de Ambivium a quienes ha dedicado el premio / Foto: Hule y Mantel
Cristóbal Muñoz sostiene una imagen del equipo de Ambivium a quienes ha dedicado el premio / Foto: Hule y Mantel 

Una larga jornada

En esta octava final, que ha estado especialmente reñida, el jurado ha estado integrado por nueve cocineros con estrellas Michelin y dos críticos gastronómicos. El resto de finalistas han sido Aroa López, del restaurante Samsha (Valencia); Alfonso Leiva, del Hotel Condes de Barcelona (Barcelona); Cundi Sánchez Baños, del restaurante El Albero (Ceutí, Murcia); Juan Manuel Salgado, del restaurante Drómo (Badajoz); y Luís Hernani Villafruela, del restaurante Mano Lenta (Vitoria, Álava). 

Todos ellos han tenido que elaborar un entrante, un plato principal y un postre, en una jornada que ha empezado de buena mañana. "Larga, intensa, pero en la que han disfrutado mucho", en palabras de los mismos participantes.

Un jurado de excepción 

El Concurso del Cocinero del Año estaba presidido por el chef Martín Berasategui, que no ha podido asistir porque ha sufrido un cólico nefrítico, y ha tenido a Raúl Resino como vicepresidente, ganador de la sexta edición de este concurso, y cuyo restaurante homónimo en Benicarló cuenta con una estrella Michelin.

Parte del jurado del Concurso Mejor Cocinero del Año de Alimentaria 2022 / Foto: Hule y Mantel
Parte del jurado del Concurso Mejor Cocinero del Año de Alimentaria 2022 / Foto: Hule y Mantel

El resto de miembros del jurado han sido: Álvaro Garrido, del restaurante Mina* en Bilbao; Álvaro Salazar, último ganador del concurso y chef ejecutivo del restaurante Voro** de Canyamel (Mallorca); Joaquín Baeza, del restaurante Baeza & Rufete* de San Juan (Alicante); Miguel Ángel de la Cruz, del restaurante La Botica de Matapozuelos* de Valladolid; Oriol Castro, de los restaurantes Disfrutar** de Barcelona y Compartir de Cadaqués; Óscar Calleja, del restaurante Ment* en Salamanca; Sergio Bastard, del restaurante La Casona del Judío* de Santander y Carito Lourenço, del restaurante Fierro* de Valencia; y los crítícos gastronómicos José Carlos Capel y Julia Pérez.

Julia Pérez ha destacado "la calidad de los platos dulces" y ha añadido que estos años de parón han servido "para reflexionar y coger fuerzas". Asimismo, Capel ha subayado "el nivelazo, el buen equilibrio en los menús y el ascenso notable en los dulces -respecto a otras ediciones-, que normalmente es lo más flojo de la cocina española". 

El certamen empezó en 2006 como iniciativa para fomentar la cocina de nuestro país y ofrecer una plataforma a los jóvenes aspirantes y futuros cocineros españoles; su ganador en esa ocasión fue Jordi Cruz.